Blogia
padredefamilia

Sueños rotos. (I)

Es triste ver como vas entrando en la recta de la "mediana edad" y comprobar como tus sueños e ideales no se cumplen.

Siempre me ha gustado todo lo relacionado con el mundo tecnológico, especialmente lo que tiene que ver con mecánica, electricidad, electrónica, informática, automática, etc....

El primer sueño roto vino cuando a mi padre se le metio en la cabeza que para ser alguien en la vida debía estudiar BUP en vez de hacer, como me hubiese gustado, electrónica por Formación Profesional. A raiz de esa imposición creo que nacio la rebeldía dentro de mí y tras tres años intentando hacer tercero no termine BUP, ni empecé carrera y me puse a intentar buscarme la vida.... Mal asunto para un joven acostumbrao a estar encerrado en su mundo lleno de cachivaches electrónicos, televisores desguazados, aparatos a medio montar, libros prestados de otros amigos..... Me encontré en un mudo hostil y extraño en el que se empleaban palabras como productividad, puntualidad, responsabilidad, compromiso..... Algo para lo que ni mi padre ni el BUP me preparó nunca.

Tarde pero con buena voluntad, mi padre, viendo mi interés en la informática, que por entonces estaba surgiendo a toda velocidad, me busco la forma de hacer un curso de programación y de comprensión del MS-DOS, de donde sali colocado en una empresa que hacía programas de gestión. Por fin parecía que se me enderezaba la vida.... Mi ilusión llegó a su grado máximo cuando mi padre compro el ordenador, con su impresora, su plotter, su tarjeta gráfica, su programa para hacer dibujos..... Y volvio a meter la para cuando decidio que a mi me gustaba meter datos de mediciones y presupuestos de obra en el ordenador, hacer dibujos con el Autocad y terminar haciendo lo que en realidad a él le gustaba: su trabajo. ¿Por que demonios tenía que decidir por mí? ¿O es que acaso desde su punto de vista me tenia que gustar, por narices, eso? Pues me lleve no se cuantos reproches y demás cuando me negaba a hacer dibujitos en el ordenador o me escaqueaba para no meter más epigráfes, tablas de mediciones y realizar datos de presupuestos. Reproches del tipo de "¿Para que gaste tanto en ese equipo si no lo usas para nada?". ¿Es que no podía ver la diferencia entre ser usuario y lo que a mi me atraía?

Eso creo en mí tal rebeldía que deje incluso el trabajo. No me sentía bien, no atendía a lo que hacía y el trabajo no me satisfacía. Intenté estudiar en una academia pero de nada sirvio. Lo deje por que no podía seguir aguantando su obsesión por que hiciese carrera.

El siguiente sueño roto vino cuando con mucha ilusión pero sin ninguna experiencia comercia monte una pequeña empresita de informatica con unos amigos. Se fue el traste por que jamas pusimos en claro lo que queía cada uno; a mi me gustaba hacer programas, a otro dar cursos y a otro esperas los beneficios. Pero ninguno queriamos ni sabiamos tirarnos a la calla a hacer clientes. Y eso que hubo quien nos aconsejo sobre el tema, pero como no era de nuestro mundo, no le prestamos atención.

De ahí salte a una empresa en la que desde el primer día me hice responsable del departamento de informática, yo solito, a cargo de equipos, instalaciones, programas, cursos..... Buf!!! Me queme en un año y me fui al paro. Ese año aproveché para casarme ....

 

Continuará.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Okok -

Los padres, esos energúmenos en ojos de los hijos... Yo sigo peleándome con los míos, que todavía no entienden que tenga que estudiar a mi edad más cosas "con lo que ya sabes", y no tienen ni idea de lo que es la realidad laboral para una mujer de 38 años, soltera y con un hijo.

¿Y nosotros, ¿que cagada haremos con nuestros hijos? ;-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres