Blogia
padredefamilia

Si el fin de semana fue de locos, lo de ayer, lunes, fue de juzgado de guardia.

Como no hay visos de que me salga un trabajo en condiciones he decidido aprovechar mis habilidades como programador y salir a la calle a buscar clientes que necesiten programas a medida. Total, que por la mañana me di una vuelta por los comercios y negocios de la zona para darme a conocer y por la tarde me llamaron al móvil para quedar a las 19:00 y hablar de un programa a medida.

Vale, llamo a mi esposa y le digo que voy a estar hablando con un posible cliente y tal.... Y lo unico que le preocupaba era si iva a tardar mucho o no.... Ahí quedó la cosa, pero raya lo absurdo que en medio de la reunión con este cliente me llamara cuatro, sí CUATRO, veces y me mandase dos mensajes para decirme que venia de camino a casa, que no me retrasase, que donde estaba ..... En fin, que al señor que tenía delante le dio cosa y cancelo la reunión con un "te llamaré" que me dio la impresión que quería decir "a este no le llamo ni para fregar, con esa mujer que tiene que no le deja respirar".

Ahora llego a casa y de enfadarme ni hablar, ya estaba ella atacada de los nervios montandome un papelón del cuarenta y diciendo que por qué no estaba en casa y que esas no eran horas de ver a ningún cliente, que patachín, que si patachan.... En fin, después de media hora de aguantar dardos afilados le dije que me había avergonzado delante de otra persona con su manía insistente de llamarme y que posiblemente ese señor no me llamase más dada la mala impresión que le había causado. Siguió en su manía de zaherirme con sus dardos envenenados hasta que cenamos y se calmó un poco.

Yo entiendo que en estos momentos que estoy sin trabajo y que todo el peso de la casa cae sobre ella esté nerviosa, incluso asustada, pero de ahí a tenerme controlado cada diez minutos con el móvil es una obsesión.

Pero no voy a rendirme a sus exigencias, una cosa es que demande mi ayuda con la casa y los críos (cosa que vengo haciendo desde siempre) y otra es que me obligue a quedarme metido en casa todo el día esperando que a ella se le ofrezca mandar alguna cosa. Dentro de un rato me vuelvo a tirar a la calle a ver si hago clientes y al de ayer lo llamaré pidiendole disculpas para quedar, si es posible, esta mañana... A ver si no me fastidia otra vez.... Desde luego la voy a avisar con un mensaje que desde la hora en que empiece la reunión hasta que termine tendré el teléfono en modo silencioso para que no me vuelva a cortar.

A ver que pasa......

Actualización (17-01-2006 11:00:

Llegó la hora.
Ma voy a hacer clientes.
Con el de ayer he vuelto a quedar esta tarde y a mi mujer le he  avisado de que tendre el teléfono en silencio durante la reunión. A ver que pasa luego...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

papaloco -

OkOk,

Grácias por los ánimos. :-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Okok -

Pero, ¿tú le das pie a que te tenga que controlar así?

Yo alucino con este tipo de relaciones, pero luego hay hombres a los que "les va la marcha", y si nos les atosiga la de turno es como si pasara de ellos. Lo sé por experiencia (uno acostumbrado a hembras histéricas, que acabó provocándome de todas las maneras posibles para ver cuándo dejaba de "entender sus necesidades de libertad")

Lo otro que te iba a decir, ya lo has deducido tú solo ;-) Móvil en silencio o apagado, al menos logra algún cliente y que tenga claro que no estás de copas con su sueldo sino buscando soluciones hasta encontrar un trabajo medio decente.

¡Ánimo! entre Julio del '04 y Mayo del '05 estuve en el paro, y yo estoy sola con mi hijo (ni el padre de la criatura ni nadie más me ayuda con sus gastos, a no ser que contemos con los préstamos envenenados de mi familia, que me reclamaron a la primera nómina que cobré)Ahora ya voy pagando deudas y trampas de bancos, ya he devuelto lo que me pudo ir prestando algún amigo, y en unos meses empezaré a ir tirando mal que bien.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres